samedi 23 mai 2009

Balade Gourmande des Jaugeurs (quesos a golpe de rojiblancos)

En el descenso desde la « Madonna » vigilante hasta el sitio donde nos esperaban vinos blancos y viejos Lirac rojos como las puestas de sol detrás de los macizos garrigosos, llevaba delante un calibrador vestido con el hábito rojo púrpura de la cofradía. Iba pensativo, cabizbajo, entretenido, y yo no queriendo interrumpir la tranquilidad de su solitaria bajada, opté por seguirlo hasta donde terminaba el sendero.


En la base de la colina, una plantación de Clairette nos esperaba. Esta cepa, mezclada con la Grenache blanca, es la base de los vinos blancos de Lirac. La Clairette se cultiva en toda la región mediterránea. De hojas medianas de un verde claro con estrías rojas y bordes superpuestos, la planta ofrece racimos de talla mediana, cilíndrico-cónicos, alados, poco compactos con bayas elipsoidales, puntiagudas con manchas pardas, y una uva jugosa.

Los quesos pasaron agradablemente en función de su naturaleza y aquella de los vinos ofrecidos, en la que el color y la edad tenían un peso fundamental en el paseo de catadura.
Una salpicadura de rosado fue concebida para el último deleite de la “balade”: el postre! Y como postre, una crujiente corteza de limón verde guarnecido de fresas y aceitunas negras, todo arropado de una crema que hizo chuparse los dedos a muchos…

La tarde ya de pasada y el sol más fatigado que nosotros, permitió quedarnos en la mesa para una sobremesa teñida de café y ahumada con unos puritos cubanos que inundaron el aire de trópico. Comidos, bebidos y todo dicho en el curso de un paseo tricolor, no había cabida para más, y calabaza calabaza, cada cual pa’ su casa!

2 commentaires:

marin a dit…

salut carlos
une superbe journée en famille dans les vignes de lirac,continue superbe blog, viva cuba et le lirac

josé

Casanova a dit…

merci cher cousin, c'est vrai, la balade était magnifique mais surtout parce que nous étions ensemble, alors nous ferons tous la cinquième balade en mai 2010!
A bientôt, cAc