mardi 7 juillet 2009

Sant Pere de Galligants (Girona)


Desde la Pensió Massó, apenas trescientos metros nos separaban del otrora monasterio benedictino construido en el siglo XII y cuya cabecera y campanario fueron fortificados en el siglo XIV, en el momento en que el edificio quedaba insertado al interior de la muralla. La iglesia es de planta basilical y transepto asimétrico con cuatro ábsides. Los capiteles románicos, son obra de los maestros Cabestany y Pere. Pere es también el autor del impresionante rosetón.
©cAc-gi09
El antiguo claustro, relevante por el conjunto de sus capiteles románicos, y enteramente para nosotros a esa hora en que el bochorno agrede y exige una siesta, da acceso a las salas superiores del monasterio convertido en Museo de Arqueología de Cataluña.

©cAc-gi09
Claustro de Sant Pere de Galligants. Siglo XII.
La explanada frente a la fachada principal es austera, pero el jardín posterior es un abra de paz sobre todo cuando la noche va expirando y el croar de ranas y sapos se unen al festín de campanadas de la catedral.
©cAc-gi09
Originalmente vinculada al monasterio, la capilla funeraria de Sant Nicolau, de raíz lombarda construida en el siglo XII, fue reconstruida en el s.XX sin que perdiera valor su ábside trebolado y la ornamentación de sus muros exteriores, compuestos de arcos ciegos y lesenas.

©cAc-gi09

5 commentaires:

jecuevas a dit…

Me han gustado todos tus artículos sobre Girona, lugar que visité en los 80 y a los que no he tenido la ocasión de volver, sólo a Figueres, en parada hacia mi viaje a Italia hace pocos años. Muy buena fotografía y un lugar que tengo que conocer en persona es éste de Sant Pere de Galligants y contemplar todo ese maravilloso románico. Saludos.

Anonyme a dit…

Todo muy bello, pero realmente mágico el paneo en el claustro al sonido de las campanas. Me hubiese gustado también oir el croar de las ranas al atardecer, una coral que me lleva a mi lejana y soñada infancia, pero de todos modos ¡muy bien!¡Gracias por el regalo!

Andrés a dit…

El comentario anterior es mio, no sé lo de Anónimo, será que ese será mi destino una vez que desaparezca de la memoria de los amigos. Ojalá quedara una obra digna bajo ese anonimato. Un abrazo.

Casanova a dit…

Hola JE, ya hacia tiempo no te sentia por la pagina! Debes volver a Girona, es fantastica, verde, acogedora, y veintinueve años después estoy seguro que vas a aplaudir el buen sentido de sus reordenadores urbanos. Unico punto negro, el casi deplorable estado del Onyar; un rio vena en el corazon de ciudad no puede dejarse sin atencion. La gente es calurosa, el catalan es dulce al oido, y se respira calma en la vida cotidiana. A dos pasos de Sant Pere de Galligants esta la plaza Sant Pere, y en el 12, una pension que antes o después del verano puede ser el refugio ideal para sentar cuartel en Girona. Saludos y hasta pronto, cAc.

Casanova a dit…

Las ranas al sentir nuestra presencia huyeron despavoridas aquellas que se bronceaban a la luz de la luna y las que croaban escondidas entre las plantas acuaticas se sumergieron en la fuente haciendo circulos alli donde los adioses eran puro espanto. Anonimo es el croar en una republica de ranas querido Andrés, pero no lo sera nuestro paso, articulado entre olvidos inconsistentes y sostenido por amigos aptos para modelar la memoria, aquella que se empeña en que no desaparezcamos. Un malogrado video, al final una campanada anunciando la medianoche y el croar timido de las ranitas creyendo que nos ibamos...