samedi 17 janvier 2009

Les loups d’Estoppey

El camino más corto para llegar a la Place des Victoires era saliendo por la boca del metro en la Place Colette y atravesar los jardines del Palais-Royal. No eran todavía las ocho de la mañana y los obreros que laboran en la restauración de las columnas de Buren aún no hacían ruidos con sus equipos de trabajo. Al desembocar en la Galería Orléans sentí un casi imperceptible aullido y en lugar de seguir por la Galería de Montpensier, salí directamente a los jardines, aún desiertos, franqueados por los árboles desnudos soportando la bruma tempranera que envuelve Paris. Del lado de la Galería de Valois, un silencio cubría el pasillo acolumnado y salvo otras dos personas que apresuraban el paso por la calzada plantada de tilos y robles, nadie atravesaba esa ala del jardín. Vi a lo lejos, en dirección a la fuente, bultos grises que atravesaban la calzada.
©cAc-2009
Tres, seis, nueve, doce... y otro! Una manada de trece lobos, hambrientos quizás, digamos sedientos, se dirigían a la fuente que no cesaba de lanzar sus chorros en forma de abanico. Pero nada había que temer, ni hambrientos ni sedientos los trece lobos en cemento no son otros que la creación del suizo Olivier Estoppey, y que sirvieron de decoración en el filme “Le crime est notre affaire” de Pascal Thomas. Lejos de asustarme, saqué la cámara fotográfica y fueron estas magníficas esculturas las que me revelaron su miedo ancestral al hombre, les hice un guiño, me sintieron inofensivo y se detuvieron para una tanda de fotos. El mito de la ferocidad de estos animales lo escondí en imágenes y las presento en este post para que no se pierdan la muestra si no tienen la oportunidad de atravesar entre bestias el jardín del Palais-Royal.

©cAc-2009
©cAc-2009

6 commentaires:

Cachita a dit…

muy interesante

Casanova a dit…

Cachita, no serias tu la muchachita con caperuza roja que se paseaba entre los lobos y los tenias en un puro nervio?
hay que ver quién le tiene miedo al lobo! gracias por la audacia, Cachita Roja!

Cachita a dit…

Creo que me has descubierto!, no importa, me seduce mi apodo y seguiré con el.

Casanova a dit…

Francamente no se quien eres, pero el hecho de saber que te tomas tiempo en leer mis posts, me satisface. El Cachita me suena a mulatica de Pogolotti, viviendo en el madrileño barrio de Salamanca, pero no lo tomes a mal, eh?, de todas maneras si das un saltico a Paris déjate ver por la Maison de l'Amérique latine...

Cachita a dit…

porqué lo voy a tomar mal?, tienes un problema con el color?, ahora con Obama estamos de moda! pero nunca conoci Pogoloti, eres de alla?.

Casanova a dit…

Alors, Cachita, me confundes, si no conoces Pogolotti, no eres de La Habana,(que significa que tampoco eres del Vedado, barrio que cuando tu le preguntas a alguien, y de donde en La Habana?, te responden, del Vedado!) Bravo, y como no manifiestas de donde e ignoras que Pogolotti existe, tengo que suponer que llegaste a la capital en tren, viniendo de San antonio de Imias pegado a Guantanamo! Si no es eso me doy por vencido! Ah, ni lo pienses, me gusta el color cartucho! Saludos.