jeudi 2 avril 2009

Volver, pas celui d'Almodóvar...

Volver a casa o volver de casa, de los orígenes o a los orígenes, simplemente volver, volver como alguien que intentó ser feliz con los suyos, muchos o pocos, quizá menos que antes, o que intentó no verse rodeado, pero si posar la mano sobre un hombro familiar o amigo, sentir el calor de un beso que reconoces como casi el mismo cuando entonces dejando de ser niño, él te acompañaba al punto desde donde partías para la escuela, teñido de azules y con ilusiones futuras ; volver de casa, diciendo adios a esos viejos muebles que no pretenden envejecer mientras a su alrededor los pasos se achican, quizá, los pasos sean una historia pasada que se cuenta con ojos aún vivos desde otra silla diferente, metálica, con ejes, ruedas y brazos donde el reposo se hace obligado ; volver a casa para intentar oir el aleteo de los pájaros buscando sitio entre los árboles del patio mientras aclara el día, o pensar en los gorriones que entran alocados en la sala y no encuentran la salida a la calle ; volver de esos orígenes que unos quieren olvidar y otros se empeñan en mutilar, sin habernos pedido el permiso de deshacernos quiéramos o no, esos orígenes que se pierden cuando la voz comienza a olvidar el pasado y se convierte en un hilo de voz, que se partirá una noche tarde o una tarde antes que la noche se vista de miedos, volver, para qué volver, o no volver, y por qué no ?, si es nuestro ese taburete que sigue mojándose cada primavera, recostado a una pared que enseña sus ladrillos, asfixiada por el tiempo y las calamidades como nuestro es el tejado musgoso y desordenado por las orgías gatunas de noches alumbradas por una luna nueva o completamente estrelladas, desgajadas, en plena caída, alegres, ruidosas ; volver de la casa simplemente, como si sólo eso, fuera una conjura contra los poderes que pretenden impedir que vuelva para disfrutar del brillo negro de una semilla de mamey, volver a casa para recordar todas aquellas cosas buenas y malas que te harán volver, o nunca más, volver.

6 commentaires:

jecuevas a dit…

Bienvenido a éste tu lugar. Un texto muy sentido. Saludos.

sylvie a dit…

Un regreso muy poetico, muchos somos los que olvidamos y no conocemos el VOLVER.

HBN a dit…

Pues ese "Volver" parece muy sentido, el de "Ida" va cargado de expectativas y recuerdos, el de "vuelta" lo esperamos repleto de vivencias, ya se le extrañaba amigo Carlos

Casanova a dit…

Gracias, jecuevas, siempre tan amable, el "lugar" se me presenta como si no lo conociera, quiza por el "abandono" casi obligado, pero ya voy reconociendo el terreno donde nos encontramos los amigos y conocidos...

Casanova a dit…

siempre querida Sylvie, tu tienes el privilegio de que tus ojos van conmigo a esos parajes del "no volver" para muchos, tu conoces el VOLVER en nuestras conversaciones y veladas floridanas, tu esperas que yo VUELVA para sentarnos al fresco de los cocoteros de tu patio y VOLVAMOS a caminar en la distancia y entre los que queremos, y un dia, no lejano, VOLVEREMOS para sentir la misma brisa que nos golpeaba el rostro de niños, on t'aime Sylvie...

Casanova a dit…

De vuelta al bregar, y como ud dice, con un saco repleto de vivencias, de dias vividos con mis ojos y con los ojos de los que esperan el regreso con nuevas en los bolsillos, casi como volver a descubrir un adoquin que siempre ha estado en una calle que conoces de memoria o mirar atras dos veces para saber que esa la calle que se achica al momento de volver..., poco a poco intentaremos llenar el vacio de cincuenta y ocho dias navegando sin barca! Un saludo afectuoso hbn.