samedi 1 novembre 2008

Toussaint

El 1° de noviembre es el día de Todos los Santos. No sería honesto si les invento una historia de mis recuerdos de ese día en Cuba. No es que lo haya borrado, si no que a fuerza de registrarlo en mi cabeza como “la Toussaint” lo vivo de otra manera.
Estando un 1° de noviembre en Quito, aprovechamos para visitar el Cementerio de San Diego, creo que el más antiguo de la ciudad, inaugurado en 1872 y hecho público desde 1900. Los periódicos quiteños no hablaban más que del día de los muertos, de la colada morada y de las guaguas de pan. Los ecuatorianos disfrutaban de casi una semana feriada mientras el gobierno de Lucio Gutiérrez se tambaleaba. Para llegar al camposanto atravesamos media ciudad siempre yendo hacia el norte y luego circunvalándola hasta su entrada por Imbabura.
Un cementerio es siempre algo triste, por muy bullicioso que lo haga un día de afluencia con músicos y vendedores ambulantes. Les dejo en fotos mis impresiones del San Diego,
http://picasaweb.google.fr/carcasoliva/SanDiegoQuito
que además, me sorprendió con una lápida que construí usando mis fantasías de escritor. No podía imaginarme que la Ana Miranda de mi imaginación, y personaje siniestro en una serie de mis cuentos, hubiera existido realmente y estuviera enterrada en el cementerio quiteño. En ella pensé largamente mientras tomábamos una “colada morada” poco después del mediodía.

Si estamos en Francia un 1° de noviembre, estaremos de feriado y si hace buen tiempo, hecho raro, nos daremos un salto a alguno de los numerosos cementerios parisinos o de los alrededores, donde la vida comienza a llamarse historia y la historia la cuenta el mármol y la piedra.

Aucun commentaire: